LECTURA DIVENDRES 22/9/17 ÈXODE 25 i 26


Divendres 22 de Setembre

Èxode 25 i 26

Únicamente aceptarás el tributo de aquellos que lo ofrezcan de corazón.



Una de las cosas que es constante a lo largo de las páginas de las Escrituras es el interés que Dios tiene por aquello que pasa en nuestro corazón. El Señor, una y otra vez, indica que no basta con la conducta, es para Él mucho más importante la actitud del corazón, la motivación, lo que hay detrás de una acción determinada porque, en el fondo, aquello que a Él le preocupa es el estado de nuestro corazón. 

Podemos hacer las cosas correctas pero con la actitud o la motivación incorrecta. Podemos servir, ofrendar, acudir a reuniones con otros seguidores de Jesús, estar involucrados en actividades que construyen el Reino de Dios, pero todo ello hecho a desgana, de cualquier manera, sin cariño, sin gozo, sin calidad, sin ponerle el corazón.

El Señor Jesús nunca criticó en las páginas de los evangelios a los fariseos y doctores de la Ley por hacer las cosas incorrectas, más bien, lo hizo porque su motivación, su actitud, su corazón no era el correcto. Recordemos, pues, que al Padre no le interesa tanto aquello que hacemos o dejamos de hacer como la actitud que hay en el corazón. Es por eso por lo que la Escritura afirma que, sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón, porque de él nace la vida.



Construye la morada conforme al modelo que te fue mostrado en el monte.



Estas son las palabras que Moisés recibió de parte del Señor después de que, tal y como el texto dice, le fuera mostrado un modelo de cómo debía de ser la morada de Dios entre su pueblo. A mí me ha hecho pensar en la importancia de los modelos que son puntos de referencia para poder imitar.

Inevitablemente mis pensamientos se han ido hacia Jesús quien, a parte de ser el Dios hecho ser humano, es el modelo de lo que es un genuino y auténtico ser humano. Jesús es la referencia que debo imitar acerca de cómo vivir, cómo desarrollar mi proyecto vital. 

Todos nosotros necesitamos modelos y si no seguimos a Jesús y lo tomamos como el nuestro a imitar, la referencia a seguir, estaremos siguiendo e imitando otros que la sociedad "amablemente" nos brindará y, consecuentemente, nuestra vida se irá conformando a la imagen y a la semejanza de ese modelo.
Es una ilusión, una quimera creer que somos nosotros mismos y no imitamos nadie. Pensarnos que tenemos suficiente carácter para moldear nuestro propio yo. Todos imitamos a alguien, la cuestión clave es a quién. Si imitamos intencional y conscientemente a Jesús seremos con Él, si no, seremos sedantes a aquel que sea nuestra referencia sea a nivel consciente o inconsciente.

LECTURA DIJOUS 21/9/17 ÈXODE 23 i 24


Dijous 21 de Setembre

Èxode 23 i 24

Nadie se presentará ante mí con las manos vacías.



Este capítulo, entre otras cosas, habla de la instauración de las diferentes fiestas que Israel debía celebrar en honor el Señor. Es precisamente en este contexto que Dios da este mandamiento. Si tenemos en cuenta que los acontecimientos del Sinaí narran el comienzo de Israel como nación, aquello que se establece al comienzo es muy importante porque marca la pauta de lo que será o debería de ser natural en la vida del naciente país. 

Me ha hecho pensar que aquí hay un principio espiritual muy importante, el principio de la gratitud hacia el Señor por todo aquello recibido de Él y que debería de trasladarse en una actitud de no presentarnos ante Dios con las manos vacías, antes al contrario, llevarle a Él lo mejor que disponemos.

Nuestras manos pueden estar llenas de dinero, de tiempo, de nuestros dones, de nuestro servicio, de nuestra disponibilidad, de nuestra entrega a otros, de.... cada uno de nosotros sabe qué puede y qué debe traer ante Dios para que ofrendarlo. 

Estamos acostumbrados a acercarnos al Señor para recibir, rara vez para dar. Lo percibimos con una máquina expendedora de bendiciones de todo tipo -a ser posible materiales- no como el merecedor de recibir todo lo bueno y mejor que poseemos.



Sube a encontrarte conmigo en la montaña.



Esta fue la invitación que Moisés recibió de parte del Señor ¡Qué privilegio! encontrarse a solas con el creador y sustentador de todo el universo. Me recuerda los pasajes del Nuevo Testamento en los que se indica que Jesús marchó también a la montaña para encontrarse con el Señor.

Desde hace más de 25 años la montaña de la fotografía -Montserrat- es el lugar especial que uso para encontrarme con el Señor. Soy consciente que Él está en todos los lugares y no trato, ni mucho menos, de indicar que es preciso marchar a una montaña para tener un tiempo especial con Dios, sin embargo, en mi experiencia, salir de la ciudad, alejarme de la vorágine de la vida cotidiana, es algo fundamental para poder centrarme en Dios, pasar tiempo con Él, analizar mi vida, volver a tomar perspectiva y distancia. Para mí es una necesidad, no es un lujo.
Pero lo que quiero enfatizar, más allá del lugar, es el principio. El principio de apartarse, de tomar tiempo de calidad y concentrado con el Señor, para estar con Él y por Él, sin las distracciones de la vida cotidiana, sin las prisas ni las urgencias ni las demandas del día a día.

LECTURA DIMECRES 20/9/17 TITUS 3 i ÈXODE 22


Dimecres 20 de Setembre

Titus 3
Recorda a tots que s'han de sotmetre a les autoritats i als governants i que els han d'obeir. Que estiguin sempre disposats a fer el bé. Que no insultin ningú ni es fiquin en baralles, que siguin gent de bon tracte i donin proves de la més gran dolcesa amb tothom.
En altre temps, també nosaltres érem insensats, rebels, gent esgarriada, esclaus de tota mena de desigs i plaers, maliciosos, envejosos, detestables, i ens odiàvem els uns als altres. Però ara s'ha manifestat la bondat de Déu, salvador nostre, i l'amor que ell té als homes. Ens ha salvat no per les bones obres que podíem haver fet, sinó pel seu amor, mitjançant el bany regenerador i el poder renovador de l'Esperit Sant que ell ha vessat abundosament sobre nosaltres per Jesucrist, el nostre salvador. Així, fets justos per la seva gràcia, som, en esperança, hereus de la vida eterna.
Això que et dic és digne de crèdit, i vull que ho remarquis amb fermesa, perquè els qui han cregut en Déu s'esforcin per sobresortir en la pràctica de les bones obres. Això és bo i útil a tothom. Evita, en canvi, les discussions estúpides sobre genealogies, i les disputes i polèmiques entorn de la Llei: no tenen sentit ni serveixen de res. 10 Amonesta el qui és sectari, i si després d'una segona amonestació no en fa cas, expulsa'l. 11 Ja saps que un home així va del tot desencaminat i peca: ell mateix es condemna.
12 Quan t'hauré enviat Àrtemes o Tíquic, afanya't a venir a trobar-me a Nicòpolis, perquè he decidit de passar-hi l'hivern. 13 Prepara amb cura el viatge de Zenes, l'advocat, i d'Apol·ló: preocupa't que no els falti res. 14 Que també els nostres aprenguin a sobresortir en la pràctica de les bones obres i a ajudar els qui ho necessiten. Així n'obtindran el fruit.
15 Et saluden tots els qui són amb mi. Saluda els nostres amics en la fe.
Que la gràcia sigui amb tots vosaltres.


Èxode 22

No maltrates al inmigrante ni abuses de él... No hagas daño ni al huérfano ni a la viuda porque si lo haces, ellos clamarán a mí y lo los atenderé. Mi ira se encenderá contra vosotros y haré que muráis a espada.



En la Escritura el inmigrante, el huérfano y la viuda son una manera genérica de describir al necesitado, al vulnerable, a aquel que, dada su situación carece de protección y de una red de apoyo. En una época cuando los servicios sociales no existían y donde el estado no proveía ningún tipo de cobertura para las personas necesitadas, el Señor indica que Él es el garante de sus derechos y pone sobre su pueblo la responsabilidad de cuidar de ellos.



Santiago, el hermano de Jesús, en su carta a las iglesias indica que la auténtica religión consiste en tener cuidado de las necesidades de los huérfanos y las viudas y, del mismo modo, Juan indica en su primera carta que de nada le sirven al necesitado nuestras buenas palabras.



Tal vez nadie lo plasmó con tanta fuerza e intensidad como Jesús en Mateo 25, donde la atención al necesitado es la medida con que seremos evaluados el día del juicio final y donde esa misma atención, o la falta de ella, se considera algo que se le hace o se le omite al mismo Jesús.


Somos, pues, llamados a imitar al Dios que es garante del necesitado, y que considera nuestra actitud hacia el mismo la base para nuestro juicio y también la medida de nuestro amor y entrega a Él.

LECTURA DIMARTS 19/9/17 TITUS 2 i ÈXODE 21

Dimarts 19 de Setembre
Titus 2
Tu, però, ensenya el que està d'acord amb la sana doctrina.
Digues, als de més edat, que siguin sobris, respectables, assenyats, forts en la fe, en l'amor i en la constància. A les dones d'edat, digues-los que es comportin com escau a persones venerables: que no siguin murmuradores ni donades a beure massa vi; que ensenyin a fer el bé i sàpiguen encaminar les més joves a estimar el marit i els fills, a ser assenyades, castes, diligents en la feina de casa, bones, submises al seu marit. Així la paraula de Déu no rebrà cap injúria de ningú.
Recomana als joves que tinguin seny. Sigues en tot un model de bones obres: de doctrina íntegra, de dignitat, de paraula sana i incontrovertible. Així els qui són contraris no podran dir res de mal contra nosaltres i quedaran avergonyits.
Que els esclaus se sotmetin en tot als seus amos, mirant de complaure'ls i evitant de contradir-los 10 i d'estafar-los; que demostrin contínuament la seva fidelitat. Així faran honor en tot a la doctrina de Déu, el nostre salvador.
11 Déu ha manifestat la seva gràcia, que és font de salvació per a tothom 12 i que ens ensenya a abandonar la impietat i els desigs mundans per viure en aquest món una vida de sobrietat, de justícia i de pietat, 13 mentre esperem que es compleixi la benaurada esperança, que es manifesti la glòria del gran Déu i salvador nostre Jesucrist. 14 Ell s'ha entregat a si mateix per nosaltres, per rescatar-nos de tota maldat, purificar-nos i fer de nosaltres un poble ben seu, apassionat per fer el bé.
15 Predica aquestes coses, exhorta i reprèn amb tota autoritat. Que ningú no et pugui menysprear.

Èxode 21
Entonces se exigirá vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe.

Comenzando con el capítulo 21 el libro de Éxodo describe la legislación que creemos que el Señor dio al pueblo de Israel. El pasaje aquí descrito es lo que conocemos de forma habitual como la ley de talión. 

Contra todo lo que pueda parecer y su aparente brutalidad, lo cierto es que esta ley supone un gran avance en dos aspectos. El primero, es el carácter retributivo de la ley. Se basa en el principio de que quién ha hecho algo incorrecto es responsable de su conducta y, consecuentemente, debe pagar por ello y no quedar inmune debido a circunstancias políticas, económicas o sociales que lo favorezcan. La ley ha sido quebrantada, un daño ha sido causado y la persona debe pagar por ello y no puede ni debe quedar inmune.

El segundo avance, en mi opinión, que representa esta ley es que limita las consecuencias que debe asumir el ofensor haciéndolas proporcionales al daño causado, restringe, por tanto, la venganza indiscriminada y la retribución desproporcionada guiada por la ira, la cólera o la rabia. Resumido, quien ha hecho algo malo debe pagar por ello, si, pero de forma proporcional al daño causado.

Ahora bien, Jesús, el Dios hecho ser humano nos hará entrar en una dimensión superior, la del perdón, la de la no violencia, la de la otra mejilla, la de la milla extra, la de no pagar mal por mal, la de bendecir al que nos persigue, la de buscar el bien de aquel que nos hace mal. La ley de talión supuso un avance con respecto a la impunidad y la venganza, la gracia supone otro avance más que Jesús modeló para nosotros y nos invita a seguir.

LECTURA DILLUNS 18/9/17 TITUS 1 i ÈXODE 20

Dilluns 18 de Setembre
Titus 1
Pau, servent de Déu, apòstol de Jesucrist, enviat per a conduir els elegits de Déu a la fe i al coneixement de la veritat manifestada en la pietat, en virtut de l'esperança de la vida eterna, promesa des d'abans dels segles per Déu, que no menteix. En el temps que ell havia fixat, ha fet conèixer la seva paraula per la predicació que m'ha estat confiada. Així ho ha disposat Déu, salvador nostre.
A tu, Titus, fill veritable en la fe que tenim en comú, et desitjo la gràcia i la pau de part de Déu Pare i de Jesucrist, el nostre salvador.
Et vaig deixar a Creta perquè acabessis d'organitzar el que faltava i designessis els qui han de presidir la comunitat en cada població, segons les instruccions que et vaig donar. Els qui presideixen la comunitat han de ser irreprensibles i marits d'una sola muller; els seus fills han de ser creients, i no els han de poder acusar de dissoluts o rebels. Cal, en efecte, que el pastor d'una comunitat sigui irreprensible, ja que és administrador de la casa de Déu: no ha de ser presumptuós, ni irascible, ni donat al vi, ni violent, ni amic de negocis bruts; ha de ser acollidor, amic del bé, assenyat, just, íntegre, amo de si mateix, fermament adherit a la doctrina autèntica que és conforme a l'ensenyament rebut. Així serà capaç d'exhortar amb una doctrina sana i de refutar els qui s'hi oposen.
10 Perquè n'hi ha molts que són rebels, xerraires i mentiders, sobretot entre els d'origen jueu. 11 A aquests cal tapar-los la boca; perverteixen famílies senceres, ensenyant per un guany mesquí allò que no convé. 12 Un cretenc, el seu propi profeta, ha dit: «Cretencs, sempre mentiders, males bèsties, ventres plens que no treballen.» 13 Aquesta dita és ben veritat. Per tant, reprèn-los severament, perquè mantinguin sana la seva fe 14 en comptes de fer cas de faules jueves i de prescripcions humanes que s'allunyen de la veritat. 15 Tot és pur per als qui són purs. En canvi, per als qui estan tacats i no creuen, res no és pur: tenen tacats l'enteniment i la consciència. 16 Proclamen que coneixen Déu, però el neguen amb les obres, ja que són rebels i reprovables, incapaços de fer cap obra bona.

Èxode 20
Los israelitas estaban atemorizados y se mantenían a distancia. Entonces dijeron a Moisés:  Háblanos tú y te escucharemos; pero que no nos hable Dios, porque moriremos. 
El capítulo 20 del libro es bien conocido porque en el mismo se encuentra la narración de la entrega de los diez mandamientos de parte del Señor a Moisés. Todo ello, con una puesta en escena que causó auténtico pavor entre el pueblo de Israel. Tal fue el temor que aquello produjo que declararon que preferían que Dios se las arreglara con Moisés y no directamente con ellos pues tenían miedo de morir.
Esto me ha pensado en un fenómeno que se da dentro del cristianismo contemporáneo, y es el hecho de que muchas personas prefieren delegar y dejar en manos de otros el privilegio de su intermediación con Dios. Muchos sectores del mundo evangélico prefieren que pastores, profetas y líderes de todo tipo se relacionen con el Señor y les digan qué deben hacer, cómo deben vivir y cuál, si alguna, es la voluntad de Dios para sus vidas. 
Esto está generando toda una generación de personas inmaduras, sin acceso al Señor, viviendo de lo que otros les dan y renunciando a su privilegio de tener una relación directa, íntima, persona con Dios. Cristianos que no pueden dar un paso, tomar una decisión, afrontar la vida sin que los líderes les digan qué y cómo.
Esto contrasta con el Dios que nos busca celosamente, que quiere tener una relación íntima y personal con cada uno de nosotros y que, bajo ningún concepto, ha delegado ese privilegio en manos de líderes, por santos y espirituales que puedan ser.

Diumenge 17 de Setembre Comparteix el que has après amb els germans.


Diumenge 17 de Setembre
Comparteix el que has après amb els germans.

LECTURA DISSABTE 16/9/17 COLOSSENCS 4 i ÈXODE 19


Dissabte 16 de Setembre

Colossencs 4
I vosaltres, amos, tracteu els esclaus amb justícia i equitat, sabent que també vosaltres teniu un amo al cel.
Sigueu constants en l'oració: en les vetlles feu accions de gràcies, i pregueu també per nosaltres, perquè Déu obri una porta a la nostra predicació i puguem anunciar el misteri del Crist. És per aquest misteri que estic empresonat. Que pugui donar-lo a conèixer, tal com és la meva obligació.
Comporteu-vos assenyadament amb els qui no creuen, procurant de treure partit dels moments favorables. Tingueu sempre converses agradables, i amaniu-les amb una mica de sal; sapigueu com heu de respondre a cadascú.
L'estimat germà Tíquic, servidor fidel i company de servei en el Senyor, us informarà de com em van les coses. Us l'he enviat precisament perquè tingueu notícies nostres i els vostres cors quedin confortats. L'acompanya Onèsim, germà fidel i estimat, compatriota vostre. Ells dos us faran conèixer tot el que passa per aquí.
10 Us saluda Aristarc, el meu company de presó, i Marc, cosí de Bernabé: ja us han recomanat que l'acolliu bé quan vingui. 11 Us saluda també Jesús, l'anomenat Just. Entre els jueus, aquests són els únics col·laboradors meus en la causa del Regne de Déu; per a mi han estat un consol. 12 Us saluda Èpafres, servidor de Jesucrist, que també és compatriota vostre; ell sempre lluita per vosaltres amb la pregària, perquè us mantingueu ferms i en tot compliu de manera perfecta allò que Déu vol. 13 Puc donar testimoni a favor d'ell que es preocupa molt per vosaltres i també pels de Laodicea i els de Hieràpolis. 14 Us saluda Lluc, el metge estimat, i Demes.
15 Saludeu els germans de Laodicea, especialment Nimfa, amb l'església que es reuneix a casa seva. 16 Quan vosaltres haureu llegit aquesta carta, feu que també la llegeixin els de l'església de Laodicea, i la carta de Laodicea, llegiu-la també vosaltres.
17 Digueu a Arquip que vetlli pel ministeri que ha rebut en el Senyor i que procuri complir-lo.
18 Aquesta salutació l'escric jo mateix, Pau. Recordeu-vos de les meves cadenes. Que la gràcia sigui amb vosaltres.


Èxode 19

El Señor le dijo: Ahora desciende y regresa después acompañado de Aarón; pero que los sacerdotes y el pueblo no traspasen los límites para venir adonde yo estoy, no sea que los haga morir.



Varias veces en este capítulo el Señor advierte a Moisés que, bajo ningún concepto, el pueblo debería de traspasar un cierto límite al acercarse al monte Sinaí. Cualquiera que lo traspasara, fuera persona o animal debería de morir. La advertencia se hace de forma repetitiva en un intento, por parte del autor del texto, de querer subrayar la importancia del mandato dado por Dios.



Al leerlo lo primero que he pensado ha sido que debe ser algo muy serio para que sea necesaria tanta repetición. Lo segundo que ha venido a mi mente ha sido el contraste. Contraste entre la prohibición del Sinaí de acercarse al lugar "donde Dios mora" a todo ser humano que no sea Moisés y a cierta distancia su hermano Aarón, y el Dios que en Jesús adopta forma humana y toma la iniciativa de acercarse a cada uno de nosotros en nuestra realidad sea esta la que fuere.



Un segundo contraste viene al pensar en el Dios que nos invita a que nos acerquemos de manera confiada ante su trono, un trono que es denominado de gracia, no de justicia, donde se nos dice que hallaremos siempre acogida y el oportuno socorro. Esta imagen cálida, de recibimiento, de auxilia contrasta con el pavor que debía producir el monte de Dios.



Pensaba, finalmente, en que privilegio tengo de poder acercarme libre y confiadamente al mismo Dios descrito en el libro de Éxodo, pero ¡Qué lástima! que nuestro pecado haya hecho que, salvo contadas excepciones, no seamos plenamente conscientes del privilegio que eso supone.